RED NATURA 2000

En Febrero del año 2004 la Junta de Castilla y León acordó su última propuesta de inclusión de territorios y lugares en la Red Natura 2000. En ella se incluyen 232.396 Has. de Soria, casi un cuarto del total de la superficie provincial.

Este proceso de creación de la Red Natura ha sido largo, pues se remonta a 1992, cuando la Directiva Hábitats estableció la obligación de garantizar la conservación de la biodiversidad en el territorio de la Unión Europea. Aquí se incluye la Red de Zonas de Especial Protección de Aves (ZEPA), que provienen de la Directiva de Conservación de Aves Silvestres del año 1979.

Se trata de la mayor apuesta de conservación a nivel mundial por varios motivos. Se realiza en un territorio que no está deshabitado, procura una gran amplitud de miras al no poder solo a unas especies animales concretas, sino a toda la biodiversidad de la Unión Europea y, finalmente, porque debe procurar compatibilizar la conservación de los valores naturales y la necesidad del desarrollo socioeconómico de las poblaciones, tal y como establece el artículo 2 de la propia Directiva.

Dos son las fases del proceso: una primera en la que se seleccionan los sitios que deben ser protegidos, y la segunda, consistente en elaborar sus planes de gestión.

En estos momentos, con la inclusión de 18.000 sitios, que suponen un 15 % del territorio de la Unión Europea, superficie equivalente a Francia, está finalizada la primera fase. En este año 2005 está prevista la formalización de la decisión de la Comisión Europea en la que se cerrará la región biogeográfica mediterránea, en la que toda la provincia de Soria está incluida.

Ahora debe iniciarse la segunda fase y hay que tener en cuenta que la protección de especies y de los lugares, que éstas requieren para su existencia, no puede hacerse a espaldas de los habitantes de los territorios, que suelen ser los principales propietarios de los terrenos y, además, los agentes modeladores de estos espacios, en muchas ocasiones seminaturales, que se pretenden conservar.

En el futuro inmediato, por tanto, será necesaria la colaboración de todos para realizar una gestión sostenible, siendo pieza fundamental los moradores. De este modo, la conservación del Patrimonio Natural tendrá una garantía, convirtiéndose paralelamente en una herramienta de mantenimiento y de promoción de actividades en el ámbito rural. La realización de actividades agrícolas, ganaderas y forestales, junto con las de turismo rural, tienen que suponer una oportunidad mutua de conservación del medio y de sus habitantes.

En este momento es primordial interpretar la futura Red Natura 2000  como un conjunto de actividades y no como una fuente de restricciones. Para ello, es fundamental la labor de información y divulgación, dirigida primordialmente a las entidades y habitantes locales, evitando así que se generen desconfianzas o impresiones negativas que lastren su futuro desarrollo.

Por este motivo hay que elogiar la iniciativa de las Asociaciones de Desarrollo Rural de Soria, que han conseguido hacer realidad este libro que nos informa, de forma detallada, sobre cada uno de estos lugares y constituye en sí una primicia que nos permite una rigurosa aproximación, de manera muy gráfica, a lo que va a suponer nuestra importante aportación desde Soria a la futura Red Europea de Conservación.

El paso que han dado estas asociaciones sigue la pauta ya iniciada por los trabajos realizados en uno de estos lugares, el Lugar de Interés Comunitario (LIC) Sabinares de la Sierra de Cabreras, cuyo proceso de planificación participada consiguió el segundo premio de Europarc-España del año 2004. Este reconocimiento es motivo de alegría, pero lo es aún más que esta labor continúe para afianzar desde un principio y desde las propias raíces del territorio este proceso. No podemos, por ello, olvidar la importancia y protagonismo de las iniciativas locales y la necesidad de su participación en la creación, gestión y desarrollo de la red que se genere.

Con estas tareas se está cumpliendo fielmente la declaración del Teide de 2002, en la que todos los Estados Miembros de la Unión Europea se comprometieron a dar a conocer la Red Natura 2000 e implicar a las partes responsables en la toma de decisiones.

Por último, citar el artículo 8 de la Directiva de Hábitats, que establece la necesidad de financiación para apoyar a los Estados Miembros en la conservación de la Red Natura 2000, aspecto en el que se debe seguir trabajándose con la finalidad de dotar un adecuado instrumento financiero, para el próximo periodo 2007-2013, que permita hacer realidad este ambicioso proyecto.

Texto de Mª Jesús Ruiz Ruiz  VicepresidentaPrimera de la Junta de Castilla y León, como Prólogo a la 1ª Edición del Libro “RED NATURA 2000 SORIA”

Con autorización de sus Editores.

 

asopiva

asopiva
 
© 2004 | | production: el mirón films | mantenimiento: